Una buena Gestión Corporativa, el futuro de una empresa

Compártelo
Una buena Gestión Corporativa, el futuro de una empresa

El uso del término corporativo tiene dos significados diferentes. Por un lado, el término describe las actividades de los altos directivos, miembros de la junta, directores generales y otro personal de gestión. Por otro lado, es un término colectivo para estas personas a las que se les confía la gestión de una empresa.

Las pautas de la gestión de la empresa

La gestión empresarial como tarea tiene diferentes aspectos. El objetivo principal suele ser generar un alto rendimiento sobre el capital invertido. Para ello, se debe observar el principio de sostenibilidad y el marco legal para poder lograr el éxito a largo plazo. La dirección de la empresa también debe tener en cuenta los recursos de capital físico y humano disponibles.

Además de este enfoque orientado al valor, denominado “valor para el accionista” en la región anglosajona, una orientación más ecológica o social también puede ser decisiva para la gestión empresarial. Estos enfoques alternativos generalmente se encuentran menos en empresas privadas que en organizaciones sin fines de lucro.

Requisitos para líderes empresariales

Solo los gerentes que tienen un alto nivel de competencia y experiencia profesional, así como las cualidades personales necesarias, son elegibles para esta exigente tarea. Estos últimos incluyen en particular:

  • Fuertes habilidades de pensamiento analítico
  • Habilidad estratégica
  • Visión emprendedora
  • La capacidad de asumir la responsabilidad y delegar tareas subordinadas a los empleados.
  • Competencia social
  • Asertividad

Como regla general, los ejecutivos solo asumen la dirección de la empresa después de haber tenido la responsabilidad en un nivel jerárquico inferior con un éxito superior al promedio durante varios años. En ocasiones, se hace una excepción a este principio en las empresas familiares. Después de la salida inesperada del director gerente, los herederos se ven obligados a asumir inmediatamente el más alto nivel de responsabilidad gerencial, independientemente de su experiencia profesional previa.

Las tareas específicas de la gestión empresarial

Los líderes empresariales asumen la planificación estratégica. De esta forma, los responsables determinan la dirección estratégica a largo plazo de la empresa por un período de varios años. Esto incluye en particular la composición de la cartera de productos o servicios. Por ejemplo, los miembros de la junta de los grupos de automoción deciden qué proporción de las ventas de coches electrónicos deberían tener en el futuro.

Además, la gestión de una empresa determina la estructura de la organización de la sociedad. Esto incluye, por ejemplo, el número deseado de empleados y sus perfiles de calificación, así como el uso de trabajadores contratados y temporales. Las decisiones sobre el establecimiento o reubicación de sitios de producción o sucursales también son competencia de los directores generales y miembros de la junta.

El apoyo de consultores empresariales

Hoy en día empresas de diversos tamaños y de todas las industrias aprovechan una amplia consultoría. La dirección de la empresa a menudo contrata a una empresa de consultoría especializada para que los apoye con la planificación estratégica a largo plazo. Por ejemplo, una consultoría de gestión puede ayudar a identificar nuevas oportunidades de mercado o áreas comerciales que ofrecen oportunidades de ventas sostenibles.

El posicionamiento competitivo de una empresa requiere que la Dirección recaiga en manos de profesionales con una impecable preparación en gestión empresarial, en aspectos como recursos humanos, marketing, dirección estratégica, comercial, sistemas de información, finanzas, etc.

La Maestría en  Alta Dirección de Empresas es uno de los programas MBA de carácter multidisciplinar más completos y competitivos del mercado internacional. Está diseñado y desarrollado por el Centro Europeo de Postgrado (CEUPE) e impartido por un claustro de profesionales y doctores de universidad cuya misión es capacitar a sus alumnos, de forma práctica, en las más recientes y novedosas técnicas de gestión y administración de empresas, así como a desempeñar funciones de dirección empresarial en un mercado cambiante y competitivo, en el que hay que  enfatizar el pensamiento crítico y estratégico, las habilidades directivas y la ética empresarial.

Esta maestría ofrece una formación completa y práctica orientada a la dirección de empresas, combinando asignaturas de los diferentes departamentos de dirección y toma de decisiones de la empresa, marketing, Ventas, Negocios, Dirección Estratégica, Innovación, Finanzas, Recursos Humanos, Producción y Procesos, y se articula a través del conocido Método del Caso para aplicar de forma directa dichos conocimientos a través de la resolución de realidades empresariales de diferentes sectores, mercados y tamaños.

Valora este artículo del blog:
El Mundo de la Logística (Parte II)
Trastorno miofuncional o disfunción de la lengua
Compártelo
 

Comentarios

No hay comentarios por el momento. Se el primero en enviar un comentario.
Invitado
Jueves, 30 Junio 2022