Productividad: Consejos para ser más productivo.

Compártelo
Productividad: Consejos para ser más productivo.

👉 La productividad es una palabra de moda que se lanza con demasiada facilidad en el contexto empresarial. Una empresa, un departamento o incluso toda una corporación debe aumentar constantemente su productividad, según dice el refrán. A menor escala, esto también se aplica a los empleados individuales. Si eres más productivo en tu trabajo diario, esto tiene un efecto positivo en muchas áreas. Pero no es tan fácil aumentar la productividad de forma efectiva.

Le mostraremos algunos consejos útiles que puedes aplicar inmediatamente en la vida cotidiana. 

  • ¿Qué hacer?

Antes de poder trabajar con sentido, hay que saber qué hay que hacer. A menudo hablamos de "toneladas de trabajo", aunque nunca hemos puesto cifras a la cantidad. ¿Cuánto es "mucho"?

Debe evitar no tener una visión general de sus tareas. Porque la sensación de tener que hacer montones de cosas sin tenerlas claramente perfiladas sólo te pesará inconscientemente.

No importa lo que tengas que hacer: anota las cosas individuales que hay que hacer. Toma nota, consigue una pizarra o utiliza una lista de control digital para ello. Cuando hayas hecho algo, podrás tacharlo de la lista. También puedes encontrar listas de tareas gratuitas en aplicaciones para el celular.

  • Planifica

La productividad comienza mucho antes de la ejecución real de las tareas, es decir, con su planificación. Cuanto más organizada sea tu rutina diaria, más probable será que aumente tu productividad. Si sabes qué hay que hacer, cuándo y con qué urgencia, podrás centrarte, no olvidar nada y establecer las prioridades adecuadas

Muchas personas fracasan en las listas de tareas, o en la planificación de su día porque simplemente no tienen una idea de lo que pueden lograr en un día. Uno de los errores más comunes es asumir demasiadas cosas, lo que puede hacer que te quedes a medias. Especialmente cuando estás motivado, esto puede ocurrir más rápido de lo que te gustaría.

Por lo tanto, antes de empezar a trabajar, intenta hacer un plan preciso de cuándo quieres trabajar en cada tarea. Es esencial que tus objetivos sean medibles, es decir, que hayas definido cuándo se realiza la tarea.

  • Distribuye las tareas

Debes distribuir tus tareas a lo largo del día para que hagas las cosas más importantes durante el tiempo en que tienes más energía y concentración. Para la mayoría de las personas, se trata de las horas de la mañana. Sin embargo, tienes que descubrirlo por ti mismo. Las cosas que puedes hacer bien en modo automático, como responder a los correos electrónicos o elegir libros, pueden hacerse en momentos en los que no eres tan eficaz.

  • Tómate un descanso

Una vez que hayas dividido tu tarea en muchas partes pequeñas, debes trabajar en ellas en secciones de 25 minutos, según la Técnica Pomodoro, y luego tomar un descanso de cinco minutos cada vez. Después de cuatro secciones de 25 minutos, haz una pausa más larga. También puedes hacer sesiones de 90 minutos y luego tomar un descanso más largo. Tendrás que descubrir por ti mismo qué es lo que mejor te funciona. Tomar descansos regulares te hará más productivo y creativo

  • Concéntrate

Las interrupciones, las distracciones y la falta de concentración prolongan casi todos los pasos del trabajo. Sólo quien se organiza bien, evita las distracciones y reduce los esfuerzos innecesarios puede aumentar su productividad. En el mejor de los casos, esto conduce a ascensos, aumentos de sueldo o, al menos, a la buena voluntad de los superiores y los clientes.

Revisar constantemente los correos electrónicos y los mensajes en el smartphone consume mucho tiempo y es una distracción adicional, si quieres aumentar tu productividad, tienes que declarar la guerra a tus hábitos de pérdida de tiempo.

  • Mantente en forma

Comprueba si eres más eficiente si haces algo de ejercicio antes del trabajo. Ya sea una carrera o una visita al gimnasio, siempre hay tiempo para hacer 30-60 minutos de ejercicio en algún lugar.

Averigua cuántas horas de sueño necesitas y perfecciona tus patrones de sueño estudiando los ciclos de sueño y evitando la fatiga por dormir hasta muy tarde en los días libres. Tal vez una siesta de 30 minutos te ayude a motivarte de nuevo.

Llevar una dieta sana y equilibrada también tiene un impacto positivo en la productividad. Si tratas bien a tu cuerpo, él también te devolverá en forma de mayor concentración y receptividad.

  • Principio 80:20

La regla 80:20, también conocida como principio de Pareto, establece que el 20% de nuestro esfuerzo personal es responsable del 80% del resultado. Si quieres ser más productivo, debes averiguar qué 20 por ciento de tus actividades te aportan el mayor rendimiento y centrarte plenamente en ellas. Las cosas que aportan poco rendimiento deben descuidarse más o dejarse de lado por completo.

  • Aprenda a delegar

Siempre que sea posible, intente delegar las tareas que no tiene por qué hacer usted mismo.

Especialmente como autónomo, gerente o persona ambiciosa en general, se cae rápidamente en la compulsión de hacerlo todo uno mismo, porque se piensa que es la única manera de mantener el control.

Esto cuesta mucho tiempo, que podrías aprovechar mucho mejor. A menudo, resulta más relajado, más económico y más eficaz dejar que un tercero se encargue de una u otra tarea que tener que ocuparse de ella uno mismo.

  • Aprenda de sus modelos de conducta.

Y sólo de sus modelos de conducta. Es como en todos los demás ámbitos de la vida: no te orientes por las personas que te dicen algo pero no lo gestionan ellas mismas.

Fíjate en cómo tus modelos de conducta organizan su vida cotidiana y qué trucos utilizan para disciplinarse. Si es posible, habla con ellos y pídeles consejo. La mayoría de ellos estarán encantados de compartir sus conocimientos con usted.

Si no tienes esos modelos en tu entorno personal, lee biografías de personalidades que te inspiren. Así podrá desconectar con un buen libro y tal vez aprender algo para su vida cotidiana.

  • Encuentre personas afines.

No importa cuáles sean tus objetivos, aquí viene uno de los consejos más eficaces: Busca a personas que marquen una pauta similar a la tuya y que también tengan objetivos ambiciosos.

Si alguna vez has hecho ejercicio con un compañero, conoces muy bien los efectos positivos de esto. Juntos somos mucho más productivos que solos. Lo mismo ocurre con los grupos de estudio en la escuela y la universidad, así como con el trabajo en equipo.

Reúne a personas afines a ti en la vida que te inspiren y te hagan seguir adelante cuando tengas agujeros en tu motivación. No te dejes influir por los pesimistas o los detractores.

Conoce nuestro Diplomado en Dirección Estratégica de Equipos de Trabajo

Valora este artículo del blog:
Vida sostenible: Consejos para hacer nuestra vida ...
¿QUÉ ES EL COACHING?
Compártelo
 

Comentarios

No hay comentarios por el momento. Se el primero en enviar un comentario.
Invitado
Viernes, 02 Diciembre 2022