Masters y MBA online y a distancia

Dirección Estratégica

Dirección Estratégica

Cuando se dirige una empresa, una de las tareas fundamentales es saber hacia dónde ir y eso depende de la posición que esta tenga en el mercado. Al mismo tiempo, también depende de los factores externos que puedan favorecerla en ese objetivo.

En este sentido, un elemento clave en la dirección estratégica es movilizar personas y recursos, hacer que las cosas ocurran, generar acción al interior de la organización. Cuando una persona es capaz de movilizar, entonces podrá plantearse cualquier objetivo y encausar sus recursos hacia él.

Dirección y análisis de la empresa

La habilidad para diagnosticar es imprescindible en una dirección estratégica. Resulta básico para cualquier gerente plantear diversas preguntas y encontrar respuestas. Algunas de estas cuestiones son:

  • ¿En qué nos está yendo mejor?
  • ¿Cuál está siendo nuestra mayor debilidad?
  • ¿Qué necesitamos para mejorar?
  • ¿Qué oportunidades de negocio hay en el mercado?
  • ¿Cuál es nuestra posición en el mercado?

Estas preguntas son básicas para cualquier gerente, que deberá buscar respuestas en los indicadores que tenga disponibles para su control. A partir de ello, puede comenzar a definir cuál será el desafío que llevará adelante y establecer los ejes estratégicos de acción.

Por otra parte, el factor del entorno es extremadamente importante, por lo que la gerencia deberá estar en permanente estudio de lo que ocurre en el país y su sector productivo. Para esto es recomendable leer la prensa ordinaria y financiera, visitar sitios web de la bolsa de valores,  bancos centrales, tesorerías fiscales, o como se denomine en su país de origen a las instituciones relacionadas con el tipo de cambio, los impuestos y precios. Esto permitirá adelantarse y prever ciertas situaciones que podrían afectar a la empresa.

Dirección estratégica y sus objetivos

Es habitual que en el fervor de la gestión exitosa se planteen objetivos extremadamente desafiantes. Para evitarlo, no se debe olvidar que existen recursos y capacidades limitados para llevarlos a cabo. Por ello, no sería conveniente lograr un objetivo con el costo de tener a todo el equipo de personas con estrés laboral, gastando recursos que no están disponibles o generando un endeudamiento innecesario.

Es por eso, que la relación de objetivos-plazos debe ser consecuente con la capacidad productiva de la organización, poniendo hincapié en los puntos que se establecieron como prioritarios. Esto en definitiva, guiará el rumbo de la organización hacia el cumplimiento de lo que la dirección determinó como objetivo, misión y visión. En definitiva, resulta esencial que la dirección estratégica tenga en cuenta todos estos factores.

Evolución de la historia empresarial en cuanto a sus objetivos

En el libro, Dirección Estratégica para Organizaciones Inteligentes, se hace un análisis sobre el progreso en las perspectivas estratégicas de las organizaciones, destacando que se ha pasado desde una visión más funcional que tenía como propósito cumplir con los presupuestos, hasta uno basado en crear el futuro, que tiene argumentos mucho más abstractos, como generar ventajas competitivas y planeamiento creativo y flexible.

Estos últimos desafíos han supuesto la creación de diversos métodos para dirigir la estrategia, tales como el control de gestión, el cuadro de mando integral o el mapa estratégico. Ninguno es garantía de una gestión exitosa, puesto que la correcta toma de decisiones es complementaria con las herramientas de planificación en la gestión.

Asimismo, es importante que cualquiera sea el método que se tome para planificar y dirigir estratégicamente una organización, este debe ser bien implementado y para esto es importante la coherencia entre el mapa estratégico y las decisiones que se tomen en el día a día, porque si se diseña un mapa y finalmente las decisiones se toman en relación con factores ajenos a él, entonces no tiene sentido construirlo.

En síntesis, una dirección estratégica debe ser la mezcla de conocimiento del entorno, una gestión planificada, organizada, clara y responsable con sus recursos, al mismo tiempo que asertiva respecto a lo que la empresa debe mejorar para aumentar su capacidad competitiva en el mercado y lograr resultados de excelencia.

El posicionamiento competitivo de una empresa requiere que la dirección recaiga en manos de profesionales con una impecable preparación en gestión empresarial, en aspectos como recursos humanos, marketing, dirección estratégica, comercial, sistemas de información, finanzas, entre otros.

La Maestría en  Alta Dirección de Empresas es uno de los programas MBA del Centro Europeo de Postgrado (CEUPE) es de carácter multidisciplinar más completos y competitivos del mercado internacional. Está diseñado e impartido por un claustro de profesionales y doctores de universidad cuya misión es capacitar a sus alumnos, de forma práctica, en las más recientes y novedosas técnicas de gestión y administración de empresas, así como a desempeñar funciones de dirección empresarial en un mercado cambiante y competitivo, en el que hay que  enfatizar el pensamiento crítico y estratégico, las habilidades directivas y la ética empresarial.

Esta maestría ofrece una formación completa y práctica orientada a la dirección de empresas, combinando asignaturas de los diferentes departamentos de dirección y toma de decisiones de la empresa, marketing, Ventas, Negocios, Dirección Estratégica, Innovación, Finanzas, Recursos Humanos, Producción y Procesos, y se articula a través del conocido Método del Caso para aplicar de forma directa dichos conocimientos a través de la resolución de realidades empresariales de diferentes sectores, mercados y tamaños.

Valora este artículo del blog:
Continuar leyendo

¿Qué es el liderazgo para un Sistema de Gestión de Calidad?

¿Qué es el liderazgo para un Sistema de Gestión de Calidad?

Cuando se introduce un sistema de gestión de la calidad en la empresa, la dirección tiene un instrumento de control a mano. Por tanto, es claramente la tarea de la dirección mantener un sistema de gestión de la calidad y desarrollarlo más estratégicamente. Por lo tanto, la alta dirección debe volverse activa y alinear el sistema con el propósito de la empresa en general como los valores compartidos, la declaración de misión, la ética, así como con los objetivos respectivos en detalle. La alta dirección debe ser activamente responsable de todo.

Este principio de gestión de la calidad promueve la cultura de la confianza y el compromiso mutuo. Dado que todos los involucrados pueden concentrar sus acciones en la dirección dada, los objetivos de la empresa se logran de manera más efectiva y eficiente. El requisito previo para esto es que los empleados estén equipados con los recursos necesarios, la competencia y las autorizaciones necesarias.

La capacidad asociada para actuar también contribuye a un mayor nivel de motivación de los empleados. Además, la función de modelo a seguir de los gerentes en todos los niveles es un factor decisivo para el éxito. Las principales ventajas de este principio QM son las siguientes:

  • Mejorar los procesos de la organización mediante una mejor coordinación.
  • Mejora de la comunicación entre las áreas y funciones.
  • Incrementar la efectividad y eficiencia en la implementación de medidas para alcanzar los objetivos.
  • El compromiso de las personas es un principio importante de gestión de la calidad.

En todos los niveles, las personas y los empleados constituyen la esencia de una empresa. Porque su plena inclusión permite utilizar todas las habilidades existentes en beneficio de la empresa. Para lograr los objetivos a corto, mediano y largo plazo, es importante cada empleado con sus habilidades y habilidades específicas. Por lo tanto, se debe crear una cultura corporativa que tenga como objetivo involucrar a todos los empleados según sus posibilidades y apreciar el valor de cada persona.

Esta implicación de los empleados en los procesos operativos aumenta la motivación, así como el compromiso y la confianza en la empresa. Después de todo, los empleados satisfechos están más dispuestos a asumir responsabilidades y participar activamente en los procesos de mejora. El requisito previo para la aplicación de este principio es la promoción de la competencia y las cualificaciones. Los beneficios que obtienen las empresas de la participación de las personas son los siguientes:

  • Personal más satisfecho
  • Mayor confianza y mejor cooperación
  • Mayor implicación del personal en la mejora
  • Comprensión de los objetivos de calidad y mayor motivación para alcanzarlos.

 ¿Para qué industrias es adecuada la introducción de un sistema de gestión de la calidad?

Las empresas certificadas han sido durante mucho tiempo estándar en el área de producción y en industrias con muchas etapas de producción. Pero también es un hecho que la aplicación en el campo de los servicios se está generalizando cada vez más. Los responsables han reconocido que la calidad del proceso y del “producto” en esta área son también métodos para diferenciar el propio producto de la competencia.

Además, los costos de error se pueden evitar de manera efectiva mediante la calidad de los procesos. Por eso, cada vez más empresas del sector de servicios confían en la norma de gestión de calidad DIN EN ISO 9001 . Cuanto más específica es la industria, más específica se vuelve la norma. Por ejemplo, los laboratorios cuentan con un sistema según la ISO 17025, para el área de productos médicos existe la ISO 13485 y para la industria automotriz existe la IATF 16949 . Todos estos estándares de gestión de calidad ejemplares se derivan de ISO 9001. Sin embargo, dependiendo del tema respectivo, a menudo son más específicos en las declaraciones y también tienen requisitos extendidos.

Los principales capítulos de la norma ISO 9001 para su sistema QM

La versión actual del estándar se basa en la estructura de alto nivel HLS y consta de los diez capítulos principales siguientes:

  • Ámbito de aplicación
  • Referencias normativas
  • Condiciones
  • Contexto de la organización
  • Guía
  • Planificación
  • Apoyo
  • Operación
  • Evaluación de desempeño
  • Mejora

Para que este requisito funcione en la práctica, se debe tener mucho cuidado para garantizar que se confeccione un “traje a medida” de la empresa en el que los empleados puedan orientarse y que puedan llenar de vida.

¿Cuáles son los estándares básicos de la familia ISO 9000?

Los tres estándares básicos de gestión de la calidad de la familia ISO 9000 son el 9000, ISO 9001 y 9004. Ahora descubrirá exactamente en qué se basan estos tres estándares.

9000 - Conceptos básicos y términos

Esta norma explica conceptos básicos de calidad y define términos importantes de garantía de calidad. DIN EN ISO 9000 no es un nivel de verificación para sistemas QM, pero se utiliza junto con otras normas. Además de las definiciones, también proporciona instrucciones para adaptar los requisitos en cuanto al alcance y grado de presentación.

9001 - Requisitos

La norma define los requisitos mínimos para un sistema QM. Una empresa debe cumplir con estos requisitos para poder ofrecer productos y servicios de acuerdo con los requisitos de los clientes y los requisitos de las autoridades. Además, el sistema de gestión de la calidad está sujeto a un proceso de mejora continua. La introducción de un sistema QM es una decisión estratégica de la empresa hacia la orientación al cliente. Por tanto, un SGC crea una ventaja competitiva correspondiente.

9004 - Guía para la mejora del rendimiento

Esta norma es una guía para configurar un sistema operativo. Ayuda con la interpretación de diferentes términos y consejos para la implementación de los términos abstractos y generales. Las directrices consideran tanto la eficacia como la eficiencia del sistema de gestión de la calidad. DIN EN ISO 9004 contiene instrucciones para alinear a una empresa hacia la Gestión de Calidad Total (TQM), pero no es una base para la certificación. ISO 9001 e ISO 9004 se conocen como un "par de normas relacionadas" en la gestión de la calidad.

Ahora bien, la existente competitividad del mercado genera que las empresas deban diferenciarse fundamentalmente por su capital humano. Por este motivo, las organizaciones creen indispensable que la dirección sea ejecutada por profesionales con una amplia formación en gestión empresarial, asegurando de esta forma los resultados positivos de las compañías.

El Centro Europeo de Postgrado (CEUPE) ofrece el Diplomado de Dirección de Empresas para satisfacer las demandas empresariales, con el que se podrá obtener una visión global de los negocios y se desarrollarán las capacidades y técnicas para la mejora del posicionamiento en el mercado.

El programa formativo este curso en Dirección de Empresas está compuesto por las áreas fundamentales para la gestión empresarial y se enfatizara en el pensamiento estratégico, mediante el estudio de las funciones directivas, herramientas para la gestión de proyectos y la resolución de problemas. Además, la correcta gestión de proyectos es indispensable, por ello se formará para dirigir, planificar, organizar y controlar proyectos complejos de carácter global de forma eficiente y eficaz.

Valora este artículo del blog:
Continuar leyendo

La Gestión de la Calidad según ISO 9001

La Gestión de la Calidad según ISO 9001

La gestión de la calidad se refiere a las medidas de mejora de un producto o proceso con el foco en el cumplimiento de los requisitos del cliente. Por tanto, un sistema de gestión de la calidad está orientado a la satisfacción del cliente. La gestión de la calidad es, por tanto, uno de los puntos de referencia por los que el cliente toma su decisión de compra. Además, es un factor que tiene una intensa interacción con la situación competitiva y el desempeño de un proveedor.

La calidad se deriva de la palabra latina "qualis", que significa "cómo adquirir". El término, que generalmente tiene connotaciones positivas, es por lo tanto fundamentalmente neutral en cuanto a valores. Según la norma de gestión de calidad ISO 9001 la calidad es el grado de cumplimiento de los requisitos dados. En la realidad de QM, estas demandas suelen ser realizadas por el cliente. La gestión de la calidad no es un término de "esto o lo otro". Por tanto, no se puede atribuir la presencia o ausencia de calidad a una unidad.

Más bien, todos los valores entre "muy bueno" y "muy malo" son posibles. Por lo tanto, no existe la calidad absoluta, sino que representa el grado y el alcance de la adaptación del resultado de una actividad a los requisitos dados.

Las ventajas que ofrece la ISO 9001 para tu empresa

Básicamente, se puede decir que un sistema de gestión de calidad correctamente aplicado es el camino hacia el éxito de su empresa. Las ventajas de una mayor introducción incluyen las siguientes:

  • Ciclos de innovación más cortos para productos cada vez más complejos.
  • Cambio en el comportamiento del cliente.
  • Presión de costos.

La estructura de un Sistema de Gestión de Calidad (SGC), está vinculada causalmente a la estructura de una empresa. Éste debe afrontar los retos actuales en sus mercados, que estarán sujetos a cambios cada vez más breves y turbulentos en el futuro. Desde un punto de vista organizacional-teórico, las estructuras relacionadas con los procesos permiten que la empresa sea adaptable. Como resultado, siempre se ofrecen servicios y productos de alta calidad disponibles a nivel mundial que se adaptan al cliente.

Por lo tanto, los sistemas de gestión de la calidad deben poder mapear la estructura y la organización del proceso y sus interdependencias. Los SGC que cumplen con este requisito se denominan sistemas orientados a procesos de acuerdo con ISO 9001.

Desde el punto de vista del cliente, no es sólo el cumplimiento "condicional" objetivamente proporcionado del contrato lo que decide, sino también el servicio experimentado, es decir, la calidad percibida subjetivamente del servicio. Con las mismas características (del producto) y la misma relación precio-rendimiento, valores como la confianza, la amabilidad y la fiabilidad influyen en la decisión de compra, especialmente para los productos intangibles.

¿Cuáles son los beneficios de la gestión de la calidad?

Lo nuevo es la perspectiva aún más coherente entre empresas y orientada al cliente en la gestión de la calidad. Esto abre un gran potencial a través de la retroalimentación continua entre las expectativas del cliente, por un lado, y la mejora continua de los procesos y productos comerciales, por el otro. Desde este punto de vista, la mejora constante de la calidad es una tarea que la dirección estipula y es responsable como objetivo corporativo. La calidad se convierte así en un objetivo corporativo estratégico.

¿Cuáles son los 7 principios de la gestión de la calidad según ISO 9001?

La serie de normas de gestión de la calidad 9000 muestra mucho más claramente que antes que la introducción de un sistema de gestión de la calidad no solo significa cumplir los requisitos de la norma en papel, sino que también es sobre todo una decisión estratégica de la alta dirección. La norma se basa en 7 principios, que pueden verse como piedras angulares y lineamientos para las acciones de la dirección:

  • Enfoque en el cliente
  • Guía
  • Compromiso de las personas
  • Enfoque orientado al proceso
  • Mejora
  • Toma de decisiones basada en hechos
  • Gestión de relaciones

¿Cuál es la importancia de la orientación al cliente en la gestión de la calidad?

La orientación al cliente es uno de los principios más importantes de la gestión de la calidad. Las organizaciones necesitan identificar los deseos y expectativas actuales y futuros de sus clientes y las partes interesadas relevantes. Luego tienen que evaluar si pueden cumplirlos. Por tanto, el objetivo de la empresa debería ser superar las expectativas de los clientes. Una vez prestado el servicio, también se debe determinar la percepción del cliente y evaluar su satisfacción. Por lo tanto, la orientación al cliente debe fortalecer la lealtad del cliente y permitir que la empresa se adapte más rápidamente a los requisitos cambiantes de los clientes. El término extendido "cliente" ya no solo significa el usuario final del producto o servicio, sino también los clientes internos y externos de servicios parciales.

Ahora bien, la existente competitividad del mercado genera que las empresas deban diferenciarse fundamentalmente por su capital humano. Por este motivo, las organizaciones creen indispensable que la dirección sea ejecutada por profesionales con una amplia formación en gestión empresarial, asegurando de esta forma los resultados positivos de las compañías.

El Centro Europeo de Postgrado (CEUPE) ofrece el Diplomado de Dirección de Empresas para satisfacer las demandas empresariales, con el que se podrá obtener una visión global de los negocios y se desarrollarán las capacidades y técnicas para la mejora del posicionamiento en el mercado.

El programa formativo este curso en Dirección de Empresas está compuesto por las áreas fundamentales para la gestión empresarial y se enfatizara en el pensamiento estratégico, mediante el estudio de las funciones directivas, herramientas para la gestión de proyectos y la resolución de problemas. Además, la correcta gestión de proyectos es indispensable, por ello se formará para dirigir, planificar, organizar y controlar proyectos complejos de carácter global de forma eficiente y eficaz.

Valora este artículo del blog:
Continuar leyendo

Una Mentalidad práctica en la Gestión Empresarial

Una Mentalidad práctica en la Gestión Empresarial

Es bien sabido que el conocimiento especializado por sí solo no es suficiente para el éxito real en un puesto directivo. ¿De qué sirve un "idiota especialista" que no tiene sentido común ni poder de decisión?

Si desea tener éxito en la gestión empresarial, necesita un cierto comportamiento de liderazgo, que incluye, además del sentido común y el poder de toma de decisiones, un poco de coraje por ejemplo, para admitir errores, en otras palabras, la capacidad de estar motivado y dirigido cuando se trata de cuestiones profesionales.

Sobre el éxito o el fracaso de decidir así no sólo estrategias sofisticadas al menos dice la universidad de negocios de Viena. "Aquellos que demuestran la mentalidad práctica correcta en la gestión simplemente tienen las mejores cartas en nuestros tiempos de rápidos cambios", explica Astrid Kleinhanns-Rollé, directora general de la Academia Ejecutiva de WU.

Consejos para una gestión empresarial exitosa

En este contexto, la Universidad de Economía y Empresa de Viena ha publicado ocho consejos que deberían ayudarle a tener éxito en la gestión empresarial a largo plazo.

Implementar Visiones

Muy a menudo no hay escasez de una variedad de ideas en las empresas, a pesar de la abundancia de visiones corporativas, no debe olvidarse que las condiciones marco adecuadas también se requieren en la empresa para la implementación. El cambio solo es posible si ambos (ideas y poder de implementación) están disponibles.

Acorte los procesos de Toma de Decisiones

Los procesos complejos y mucha información a menudo conducen a una toma de decisiones prolongada. Surge la pregunta: ¿tiene sentido dejar pasar varios días o semanas antes de las resoluciones? La investigación dice que la intuición se ha vuelto cada vez más importante como la clave para la toma de decisiones para una gestión empresarial exitosa en los últimos años.

Sin atención a los Detalles

Según la Universidad de Economía y Negocios de Viena, uno debería concentrarse más en la macrogestión y no en la microgestión en la gestión empresarial. Eso significa: Centrarse en "el panorama general" y tomar las decisiones estratégicas correctas para la empresa es lo que hace que la gestión empresarial sea exitosa. Esta resolución también se aplica a la gestión de personal. Esto significa no interferir en los asuntos de los empleados y no perderse en las pequeñas cosas.

No tiene que ser Perfecto

La teoría y la práctica tienden a desviarse entre sí, la perfección no siempre tiene que serlo, como explica Kleinhanns-Rollé: "También puede ser mejor para los empleados directivos no tener que demostrar constantemente que eres un perfeccionista".

Reduce el Ego

No se trata de una persona, sino de todo el equipo. Lo importante no es el beneficio del individuo, sino el bienestar del equipo, que contribuye al éxito de la empresa. Los directores generales o ejecutivos deben incluir la opinión de los empleados. Además, se recomienda reconocer al equipo como gerente, admitir sus propios errores en el peor de los casos y entregar la responsabilidad a los empleados de vez en cuando.

Los errores son bienvenidos

Al menos esos traspiés de los que puedes llevarte algo imprescindible. Estos son parte del éxito. Aquellos que aprenden de sus errores mejoran. El ritmo más rápido de la economía también hace necesario probar constantemente nuevos métodos y, si es necesario, adaptar estos nuevos tipos. Por supuesto, deben evitarse los errores cometidos por descuido.

Sal de la Zona de Confort

Las rutinas le dan la sensación de seguridad, sin embargo, aquellos que nunca abandonan las zonas de confort pueden verse expulsados. Palabra clave: digitalización. Cuando las empresas dejan de desarrollarse, eso puede llamar la atención. Y a menudo se debe a la falta de voluntad de los directores generales o los puestos gerenciales para cambiar ellos mismos y la empresa.

Alcanza tu objetivo con Diversidad

En pocas palabras, No te rodees de personas como tú, sino de quienes pueden hacer algo mejor o algo diferente. Como gerente de una empresa, no debe tener miedo de incorporar su propia personalidad con todos sus aspectos ásperos a su trabajo.

En general, se aplica lo siguiente, solo en un equipo, en el que todos pueden contribuir con sus fortalezas y competencias, se pueden identificar oportunidades y, en última instancia, implementarlas con éxito.

El posicionamiento competitivo de una empresa requiere que la Dirección recaiga en manos de profesionales con una impecable preparación en gestión empresarial, en aspectos como recursos humanos, marketing, dirección estratégica, comercial, sistemas de información, finanzas.

La Maestría en Alta Dirección de Empresas desarrollada por el Centro Europeo de Postgrado (CEUPE) es uno de los programas MBA de carácter multidisciplinar más completos y competitivos del mercado internacional. Está diseñado e impartido por un claustro de profesionales y doctores de universidad cuya misión es capacitar a sus alumnos, de forma práctica, en las más recientes y novedosas técnicas de gestión y administración de empresas, así como a desempeñar funciones de dirección empresarial en un mercado cambiante y competitivo, en el que hay que  enfatizar el pensamiento crítico y estratégico, las habilidades directivas y la ética empresarial.

Esta maestría ofrece una formación completa y práctica orientada a la dirección de empresas, combinando asignaturas de los diferentes departamentos de dirección y toma de decisiones de la empresa, Marketing, Ventas, Negocios, Dirección Estratégica, Innovación, Finanzas, Recursos Humanos, entre otros.

Valora este artículo del blog:
Continuar leyendo

Una buena Gestión Corporativa, el futuro de una empresa

Una buena Gestión Corporativa, el futuro de una empresa

El uso del término corporativo tiene dos significados diferentes. Por un lado, el término describe las actividades de los altos directivos, miembros de la junta, directores generales y otro personal de gestión. Por otro lado, es un término colectivo para estas personas a las que se les confía la gestión de una empresa.

Las pautas de la gestión de la empresa

La gestión empresarial como tarea tiene diferentes aspectos. El objetivo principal suele ser generar un alto rendimiento sobre el capital invertido. Para ello, se debe observar el principio de sostenibilidad y el marco legal para poder lograr el éxito a largo plazo. La dirección de la empresa también debe tener en cuenta los recursos de capital físico y humano disponibles.

Además de este enfoque orientado al valor, denominado “valor para el accionista” en la región anglosajona, una orientación más ecológica o social también puede ser decisiva para la gestión empresarial. Estos enfoques alternativos generalmente se encuentran menos en empresas privadas que en organizaciones sin fines de lucro.

Requisitos para líderes empresariales

Solo los gerentes que tienen un alto nivel de competencia y experiencia profesional, así como las cualidades personales necesarias, son elegibles para esta exigente tarea. Estos últimos incluyen en particular:

  • Fuertes habilidades de pensamiento analítico
  • Habilidad estratégica
  • Visión emprendedora
  • La capacidad de asumir la responsabilidad y delegar tareas subordinadas a los empleados.
  • Competencia social
  • Asertividad

Como regla general, los ejecutivos solo asumen la dirección de la empresa después de haber tenido la responsabilidad en un nivel jerárquico inferior con un éxito superior al promedio durante varios años. En ocasiones, se hace una excepción a este principio en las empresas familiares. Después de la salida inesperada del director gerente, los herederos se ven obligados a asumir inmediatamente el más alto nivel de responsabilidad gerencial, independientemente de su experiencia profesional previa.

Las tareas específicas de la gestión empresarial

Los líderes empresariales asumen la planificación estratégica. De esta forma, los responsables determinan la dirección estratégica a largo plazo de la empresa por un período de varios años. Esto incluye en particular la composición de la cartera de productos o servicios. Por ejemplo, los miembros de la junta de los grupos de automoción deciden qué proporción de las ventas de coches electrónicos deberían tener en el futuro.

Además, la gestión de una empresa determina la estructura de la organización de la sociedad. Esto incluye, por ejemplo, el número deseado de empleados y sus perfiles de calificación, así como el uso de trabajadores contratados y temporales. Las decisiones sobre el establecimiento o reubicación de sitios de producción o sucursales también son competencia de los directores generales y miembros de la junta.

El apoyo de consultores empresariales

Hoy en día empresas de diversos tamaños y de todas las industrias aprovechan una amplia consultoría. La dirección de la empresa a menudo contrata a una empresa de consultoría especializada para que los apoye con la planificación estratégica a largo plazo. Por ejemplo, una consultoría de gestión puede ayudar a identificar nuevas oportunidades de mercado o áreas comerciales que ofrecen oportunidades de ventas sostenibles.

El posicionamiento competitivo de una empresa requiere que la Dirección recaiga en manos de profesionales con una impecable preparación en gestión empresarial, en aspectos como recursos humanos, marketing, dirección estratégica, comercial, sistemas de información, finanzas, etc.

La Maestría en  Alta Dirección de Empresas es uno de los programas MBA de carácter multidisciplinar más completos y competitivos del mercado internacional. Está diseñado y desarrollado por el Centro Europeo de Postgrado (CEUPE) e impartido por un claustro de profesionales y doctores de universidad cuya misión es capacitar a sus alumnos, de forma práctica, en las más recientes y novedosas técnicas de gestión y administración de empresas, así como a desempeñar funciones de dirección empresarial en un mercado cambiante y competitivo, en el que hay que  enfatizar el pensamiento crítico y estratégico, las habilidades directivas y la ética empresarial.

Esta maestría ofrece una formación completa y práctica orientada a la dirección de empresas, combinando asignaturas de los diferentes departamentos de dirección y toma de decisiones de la empresa, marketing, Ventas, Negocios, Dirección Estratégica, Innovación, Finanzas, Recursos Humanos, Producción y Procesos, y se articula a través del conocido Método del Caso para aplicar de forma directa dichos conocimientos a través de la resolución de realidades empresariales de diferentes sectores, mercados y tamaños.

Valora este artículo del blog:
Continuar leyendo