Inicia ahora la transformación digital

Compártelo
Inicia ahora la transformación digital

 

La transformación digital, como se conoce, se refiere a la adopción de procesos y herramientas digitales para lograr objetivos empresariales estratégicos. Se trata de un proceso complejo y polifacético que implica un cambio cultural considerable en el lugar de trabajo, así como cambios que afectan a todas las partes de la empresa.

La digitalización ha cambiado la forma en que compramos, escuchamos música, leemos las noticias o pedimos cita al  médico. Por ello, las empresas deben evolucionar constantemente para estar a la altura de las expectativas de sus clientes y de la competencia.

Pero, ¿Qué significa la transformación digital para las empresas?

Cuando se trata de la transformación digital, es tentador centrarse en lo digital -las plataformas y los procesos- en lugar de la transformación. La idea de que lo único que hay que hacer es comprar el software adecuado y que éste aumentará la productividad al instante es atractiva. Pero fundamentalmente, la transformación digital tiene que ver menos con la tecnología que los equipos de proyecto utilizan para hacer su trabajo y más con el cambio de la forma en que trabajan juntos.

La transformación digital tiene un aspecto diferente en cada empresa, pero las empresas digitales comparten algunas características básicas:

  • Colaboración: todos los miembros de la organización participan de forma significativa para lograr una visión compartida. Esto significa que todos trabajan juntos en diferentes niveles de la empresa y en diferentes equipos de proyectos para crear confianza, promover la transparencia y comprometer a todos los empleados.
  • Proactividad: se dejan atrás las estructuras y jerarquías corporativas tradicionales y se anima a los empleados a tomar decisiones e implicarse.
  • Basado en la nube: Los servicios en la nube son económicos y ágiles. Las empresas pueden elegir las que se ajusten a sus necesidades y optimizar sus costes de TI e infraestructura.
  • Amigable con el móvil: Los clientes esperan que las empresas ofrezcan una experiencia de usuario cómoda. Dado que más de la mitad del tráfico web se genera en dispositivos móviles, se requiere una estrategia móvil adecuada.
  • Innovadora: las empresas digitales están dispuestas a experimentar y a aprender de los resultados, lo que les ayuda a implementar cambios importantes en el negocio.
  • A largo plazo: no se trata de un proyecto con principio y fin. La tecnología evoluciona constantemente y los procesos actuales deben adaptarse constantemente. Por eso es importante que tú también sigas aprendiendo y evolucionando.
  • Basado en datos: Esto incluye no sólo la recopilación y el análisis de datos sobre sus clientes, sino también la medición de lo que está sucediendo en su negocio.

Centrado en el cliente: En última instancia, este cambio consiste en ofrecer un mejor servicio y una mejor experiencia a sus clientes.

Ninguna de estas características tiene que ver con lo que hace su empresa, sino con cómo se hacen las cosas. Los negocios digitales no cambian los valores centrales ni la oferta de la empresa. En cambio, se trata de desarrollar una cultura de trabajo conectada y adquirir herramientas digitales que apoyen los objetivos estratégicos.

El New York Times, por ejemplo, utiliza datos sobre la actividad de sus lectores. Lo utiliza para generar avisos internos que informan a sus empleados cuando una historia es bien recibida y merece una notificación push. Sin embargo, las notificaciones no automatizan completamente el proceso. Generan información importante que los empleados pueden utilizar para averiguar cómo compartir las historias con los lectores. Así, la mejora de los procesos y los resultados no se debe únicamente a los datos, sino a la colaboración facilitada por la tecnología.

¿Por qué iniciar ahora la transformación digital?

Seguro que eres consciente de que la transformación digital es inevitable y necesaria, pero quizá no creas que sea urgente. Puede que las ventas sean buenas, que sus clientes estén contentos, que sus empleados sean productivos y que ahora no parezca el momento adecuado para un proyecto que requiera muchos recursos y que pueda interrumpir su negocio.

Sin embargo, hay algunas buenas razones para abrazar el futuro digital más pronto que tarde:

  • Empleados comprometidos: Las empresas digitales fortalecen las relaciones con sus empleados mediante la transparencia, las oportunidades de formación y la comunicación abierta. Al proporcionar datos a sus empleados (algo que desea el 90% de los empleados, según una reciente encuesta del MIT Sloan Management Review), las empresas pueden medir y mejorar su propio rendimiento.
  • Aumento de los beneficios: las empresas pueden aumentar los ingresos hasta un 23% mediante estrategias digitales, como el uso de datos para tomar decisiones inteligentes o la formación de los empleados en nuevas tecnologías.
  • Más resistentes: las nuevas tecnologías seguirán cambiando las expectativas y los procesos de los clientes. Una empresa digital se vuelve más resistente al sustituir las estructuras rígidas y los procesos inflexibles por una cultura de trabajo y una infraestructura que pueden responder y adaptarse a las nuevas demandas.
  • Evitar la trampa de las habilidades: Muchas empresas asumen que su éxito actual (y los métodos que lo hacen posible) pueden continuar indefinidamente. Luego acaban luchando por adaptarse cuando la antigua estrategia ya no funciona.

El cambio es inevitable, y si esperas a quedarte sin opciones, acabas tomando decisiones para sobrevivir a corto plazo en lugar de crecer a largo plazo.

Conoce nuestro Diplomado en Servicios y Sistemas de Información Digital

Valora este artículo del blog:
Consejos para el ahorro de electricidad en la vida...
Ciberseguridad: todo lo que necesita saber
Compártelo
 

Comentarios

No hay comentarios por el momento. Se el primero en enviar un comentario.
Invitado
Jueves, 30 Junio 2022