Masters y MBA online y a distancia

Motivación para Alcanzar tus Objetivos Profesionales

Motivación para Alcanzar tus Objetivos Profesionales

¿Quiere dar un nuevo paso obteniendo una cualificación profesional, pero aún no sabe cómo integrar la carga de trabajo que supone el aprendizaje en su vida diaria? Con la motivación adecuada para aprender, puedes dominar fácilmente este reto. Te contamos qué sencillos consejos puedes utilizar para motivarte y alcanzar tus objetivos profesionales y privados.

Lo más importante en pocas palabras

  • Identificar el origen: ¿Cuál fue el motivo que te llevó a empezar a aprender?
  • -Defina un objetivo claro en el que centrarse.
  • Adoptar un enfoque estratégico y diseñar un plan de aprendizaje realista paso a paso.
  • Asegúrate de que tienes el entorno de aprendizaje adecuado y evita las distracciones innecesarias.
  • Todos los comienzos son difíciles. Pero una vez que se empieza, los primeros éxitos ya están a la vista. Premie incluso los pequeños éxitos de aprendizaje, que son una parte importante del conjunto.

Motivación para aprender: ¿Dónde está el origen?

Para abordar una nueva tarea con motivación, se necesita sobre todo una cosa: convicción. Si, por ejemplo, has tomado la decisión consciente de seguir formándote porque te interesa un tema concreto y crees que te ayudará profesionalmente, te será más fácil motivarte para aprender. En este caso, hablamos de un motivo de aprendizaje intrínseco, en el que actúas por tu propio interés y necesidad personal, entre otras cosas. Si, por el contrario, la motivación está controlada por influencias externas, hablamos de motivos de aprendizaje extrínsecos. En este caso, el alumno se preocupa, por ejemplo, de mantenerse al nivel de la competencia o de ganar prestigio. Sin embargo, a menudo los motivos son multifacéticos, de modo que los motivos intrínsecos y extrínsecos interactúan y conducen a la motivación para el aprendizaje. Por lo tanto, siempre hay que tener en cuenta cuál es el origen exacto: éste es ya el primer paso para la motivación del aprendizaje.

👉El objetivo a la vista

Como alumno, siempre debes definir un objetivo claro que te motive a aprender. Sé consciente de por qué estás aprendiendo y qué objetivo específico persigues. Por ejemplo, ¿está usted afectado o amenazado por el desempleo y quiere encontrar por fin un nuevo trabajo que le convenga? Entonces su objetivo está claro: una (re)entrada exitosa en el mundo profesional. En este caso, la formación continua o el reciclaje pueden ser la clave de su éxito.

 

👉Un plan concreto

"Un objetivo sin un plan es sólo un deseo". Esta famosa cita del escritor francés Antoine de Saint-Exupéry lo resume con exactitud: además de tener un objetivo firme, hay que tener un plan para alcanzarlo. Al hacerlo, es ventajoso que considere paso a paso qué estrategia puede utilizar para alcanzar su objetivo. En primer lugar, hazte una idea general y anota los pasos más importantes de forma clásica en papel o en formato digital. ¿Qué tal una lista de tareas?

👉 Expectativas razonables

Es importante que establezcas objetivos realistas de aprendizaje. Deseche sus expectativas infladas y calcule la cantidad de aprendizaje que necesitará al principio, si es posible, para poder planificar mejor. Pregúntate cuánto puedes hacer en un día o en una semana y sé sincero contigo mismo al responder. Esto le ayudará a evitar presiones innecesarias, que a menudo sólo conducen a bloqueos y ralentizan considerablemente el proceso de aprendizaje.

👉 El entorno de aprendizaje adecuado

Haz que tu entorno de aprendizaje sea lo más atractivo posible. Preste especial atención a un ambiente de aprendizaje tranquilo y preferiblemente agradable. Los ruidos molestos pueden tener un efecto tan negativo en tu concentración como las distracciones, por ejemplo, de la gente o de las redes sociales. Sin embargo, siempre es importante sopesar individualmente en qué circunstancias se puede aprender mejor. Mientras que a algunas personas les gusta estudiar en equipo, otras prefieren su propia habitación y música tranquila de fondo. Lo más importante es que gestiones la carga de trabajo de aprendizaje que te has propuesto y que no te retrases regularmente.

👉 Premiar el éxito del aprendizaje

Por último, pero no menos importante: Si tienes la motivación adecuada para aprender, por supuesto que siempre puedes tener pequeños éxitos de aprendizaje en el camino hacia tu objetivo. Es importante que los recompense, independientemente de que se trate de una sola lección que haya completado o de un examen parcial exitoso.

Si te falta motivación para aprender, primero hazte a la idea de por qué empezaste el proceso de aprendizaje en primer lugar. Piensa en los motivos que te impulsaron y, sobre todo, ten siempre presente tu objetivo. Con la actitud adecuada, una visión concreta y algo de autodisciplina, puedes trabajar con éxito tu motivación y alcanzar tus objetivos sin esfuerzo.

Conoce nuestra Maestría en Competencias Educativas

 

Valora este artículo del blog:
¿Qué es la energía hidroeléctrica?
Cómo definir sus objetivos de marketing
 

Comentarios

No hay comentarios por el momento. Se el primero en enviar un comentario.
Invitado
Martes, 07 Diciembre 2021