Estrategia competitiva

Loading color scheme

Estrategia competitiva

Compártelo
Estrategia competitiva

La industria de una empresa tiene tres niveles estratégicos: corporativo, competitivo y operativo. La estrategia competitiva es utilizada por las empresas para asegurar su continuidad en el mercado, crecer o incrementar sus utilidades financieras. 

Pero antes de emprender una estrategia competitiva o una estrategia operativa, el primer paso que toda organización debe dar es definir una estrategia corporativa. Una vez diseñada la estrategia a nivel de empresa, es hora de definir una estrategia competitiva que ayude a la empresa a alcanzar sus objetivos en el mercado. 

¿Qué es la estrategia competitiva? 

La estrategia competitiva de la empresa es la definición de la unidad de negocio con la que la empresa compite con los productos y servicios que ofrece en el mercado. El propósito de la estrategia competitiva es desarrollar un plan que incluya tácticas y procedimientos diseñados para proteger la posición de una empresa en el mercado y crear una ventaja competitiva a largo plazo.

En realidad, una empresa puede elegir varias estrategias competitivas para incrementar el valor de sus productos y servicios en el mercado y así obtener un ingreso sostenible en el tiempo.

¿Por qué es importante la estrategia competitiva?

La estrategia competitiva afecta directamente a la estrategia global de la empresa en la medida en que, si no existe o no se implementa correctamente, es posible que no encuentre una ventaja competitiva frente a sus competidores.

Cuanto más competitiva es una industria, más difícil es lograr que los clientes potenciales compren un producto o servicio en lugar de comprarlo a empresas competidoras. Cualquier empresa o negocio en un entorno competitivo debe analizar con cuidado y frecuencia las fortalezas, debilidades y ventajas de las empresas con las que compite o vende productos similares. También debe identificar las amenazas actuales y aquella que puedan afectar a la organización en el futuro. La herramienta más útil para realizar este análisis es el DAFO, también conocido como FODA.

Investigar las necesidades, problemas e intereses del público objetivo facilita la realización de las tareas mencionadas anteriormente. De esta forma, será más fácil identificar cómo mejorar los productos o servicios que comercializa.

Por tanto, la importancia de una estrategia competitiva radica en planificar aquellas tácticas dirigidas a desarrollar nuevas ideas y mejorar los productos y servicios que la empresa comercializa. Todo ello bajo una toma de decisiones basadas en un análisis de información veraz y sólida.

Las ventajas que sugieren por qué es importante tener una estrategia competitiva son las siguientes:

La empresa es capaz de explorar nuevas oportunidades de desarrollo de productos. Aumentan las posibilidades de fidelización de los clientes al ofrecer mejores productos y servicios. Esto facilita la detección y detección de cambios técnicos en el mercado. 

Tipos de estrategias competitivas

Según Michel Porter, economista y profesor de importantes escuelas de negocios como Harvard, las estrategias competitivas pueden ser de tres tipos: estrategia de liderazgo en costos, estrategia de liderazgo en diferenciación y estrategia de enfoque o segmentación. Este último tipo, estrategia de enfoque o segmentación, se divide a su vez en estrategia de costo ponderado y estrategia de diferenciación.

Si deseas ampliar esta información no dejes de inscribirte en el Diplomado en Dirección Estratégica de Equipos de Trabajo de CEUPE.

Apache Hadoop
Economía internacional
Compártelo
 

Comentarios

No hay comentarios por el momento. Se el primero en enviar un comentario.
Invitado
Martes, 25 Junio 2024