Preguntas difíciles en una entrevista de trabajo y cómo responderlas

Compártelo
Preguntas difíciles en una entrevista de trabajo y cómo responderlas

Las preguntas en una entrevista de trabajo pueden ser muy diferentes. Los reclutadores se preocupan no sólo por tus habilidades, inteligencia, experiencia laboral, sino también por los hábitos, la estabilidad mental, el carácter. 

¿Qué está pensando el entrevistador cuando entras en la oficina para la entrevista, preocupada y subiéndote la falda? ¿Y cómo evalúa tus respuestas?

Las grandes organizaciones, que ofrecen buenas condiciones, no cierran el puesto hasta encontrar un candidato que merezca la pena. El responsable de RRHH o el jefe de departamento se centran en encontrar a alguien que se incorpore a la empresa a largo plazo, que desempeñe bien sus funciones y que demuestre ser el mejor.

👉Si estás buscando trabajo, prepárate para estas preguntas o similares👈

▷¿Por qué deja su anterior empresa?

Es fácil de responder si actualmente tienes un empleo, tu jefe te aprecia, pero te esfuerzas por subir el siguiente escalón de tu carrera. Sin embargo, en los últimos años de crisis es posible que le hayan recortado el personal o incluso le hayan despedido. Tienes que explicar a un posible empleador por qué te ha elegido. ¿Tal vez eras un eslabón débil? Al fin y al cabo, los empleados más fuertes son los últimos en ser eliminados.

Si has pensado en ello de antemano, no te vas a poner a murmurar, a justificar y a sonrojar. En primer lugar, describe algunos aspectos positivos del lugar anterior. Y a continuación, exponga dos o tres argumentos de por qué ha superado el puesto, qué competencias no ha podido poner en práctica y qué planes de desarrollo personal y profesional piensa aplicar en el puesto para el que se entrevista. Y recuerda, por mucho rencor que tengas hacia tu antiguo empleador, no dejes comentarios negativos sobre él.

▷Si te contratamos ¿Qué harás en el primer mes?

La respuesta más común (¡e incorrecta!) es: "Estudiaré la situación y me familiarizaré con las particularidades de hacer negocios en su empresa". Ya está, puedes hacer las maletas e irte: la entrevista la has suspendido. En consecuencia, durante el primer mes deberá: 1) analizar el estado actual de las cosas en su área de responsabilidad, 2) identificar los puntos de fracaso y de crecimiento potencial, 3) formular un plan de acción para abordar los puntos débiles y promover los puntos fuertes. Esta formulación de tus objetivos hará feliz a un posible empleador.

▷¿Por qué deberíamos contratarte?

Con esta pregunta, el reclutador comprueba una serie de parámetros (tu motivación, tolerancia al estrés, proactividad, ambición, capacidad para trabajar en equipo). Y este es un caso en el que la modestia no te hará quedar bien.

La respuesta debe tocar aspectos de posible beneficio para el empleador: su profesionalidad, experiencia, cualidades personales, deseo de trabajar en la empresa desde hace tiempo y compartir su misión. Para evitar que parezca que no tiene fundamento, respalde su historia con descripciones de proyectos o situaciones exitosas en las que haya demostrado un rasgo de carácter particular.

▷¿Puede dar un ejemplo de cuándo...?

"...has resuelto con éxito un conflicto". Si un solicitante de empleo se lanza con ligereza a explicar que él tenía razón y que otro estaba equivocado, el entrevistador saca conclusiones sobre la incapacidad del candidato para mantener una relación de trabajo constructiva. O, "...encontraste una salida inesperada a una situación aparentemente desesperada". El candidato, con un orgullo desbordante, cuenta que dio un soborno al inspector de la policía de tráfico, y recibe no sólo un rechazo, sino también una nota en el cuestionario con dudas sobre su apego a la ley y sus cualidades morales.

Así que elige cuidadosamente las historias que quieres contar. Es deseable que sean emocional y moralmente neutrales, y que tampoco permitan sacar conclusiones negativas sobre usted.

▷¿Cuáles son sus expectativas salariales?

De ti depende no pasarte de la raya, pero tampoco perder el norte. Para responder correctamente, averigüe su "valor de mercado", es decir, el salario medio de mercado en su región para el puesto elegido. Añade un 20% para no parecer alguien que se infravalora. Si en el anuncio aparece un nivel salarial, puedes comentar que en principio estás contento con él, pero que esperas que tu rendimiento te lleve a un aumento de la remuneración.

Más información

  • A menudo, el entrevistador querrá saber todo lo posible sobre ti, por lo que, además de las preguntas básicas anteriores, te hará otras en las que también merece la pena pensar las respuestas:
  • ¿Sus puntos fuertes y débiles?
  • ¿Está dispuesto a facilitar los nombres, cargos y números de teléfono de personas que puedan recomendarle?
  • ¿Lleva mucho tiempo buscando trabajo? ¿Tiene otras ofertas?
  • ¿Tiene hijos? ¿Cómo piensa compaginar el trabajo con la crianza? Si no es así, ¿Cuándo piensa tenerlos y por qué necesita el trabajo?
  • ¿Cuáles son sus principales logros/fracasos en su anterior trabajo?
  • ¿Cuál es su actitud ante los horarios de trabajo irregulares?
  • Descríbase dentro de tres años.

Las respuestas a estas últimas deben reflejar tus opiniones, más que tus ideas sobre lo que quieren oír de ti. Al fin y al cabo, en una entrevista no es sólo la empresa la que te elige, eres tú quien decide si quieres formar parte de ella.

 

Conoce nuestra Maestría en Dirección y Gestión de Recursos Humanos

Valora este artículo del blog:
Eficiencia y eficacia: ¿Cuál es la diferencia?
¿Qué es un panel solar?
Compártelo
 

Comentarios

No hay comentarios por el momento. Se el primero en enviar un comentario.
Invitado
Viernes, 02 Diciembre 2022