Estilos de Liderazgo

Compártelo
Estilos de Liderazgo

La reflexión sobre los estilos de liderazgo es indispensable para los buenos líderes. Esto le ayudará a analizar qué estilo tiene qué impacto en la empresa y los empleados, y le permitirá adaptar su actual estilo de liderazgo en consecuencia. Al conocer los estilos de liderazgo y sus efectos, descubrirás lo mejor de todos los mundos para ti e integrarlo en tu liderazgo diario. No existe el concepto de liderazgo por excelencia, porque cada estilo es tan individual como sus empleados y su correspondiente situación en la empresa.

👉 ¿Qué estilos de liderazgo existen y dónde encajan?

  • Estilo de liderazgo autoritario

El estilo de liderazgo autoritario se considera anticuado, aunque todavía se practica en muchas empresas. Se caracteriza por un alto enfoque en el rendimiento y un bajo enfoque en los empleados, porque el uso óptimo de la mano de obra de los empleados está en primer plano, pero sus intereses y sugerencias son secundarios para los directivos. Los objetivos se dictan en lugar de acordarse. Los directivos autoritarios privan a sus empleados de toda motivación para pensar y actuar por iniciativa propia.

  • Estilo de gestión cooperativo

Hoy en día, el estilo de gestión cooperativa es el que más se corresponde con las ideas de la mayoría de los empleados, que quieren ser respetados como portadores de competencias y también como personalidades individuales, y con la imagen que tienen de sí mismos muchos superiores.

Los gestores cooperativos se esfuerzan por mantener una buena relación con sus empleados, tanto a nivel profesional como personal. El rendimiento y la orientación de los empleados son igualmente pronunciados.

  • Estilo de liderazgo laissez-faire

El estilo de gestión "laissez-faire" no está orientado al rendimiento ni a los empleados: El directivo apenas interfiere profesional o personalmente, por lo que sus empleados se organizan en gran medida, actúan mayoritariamente de forma independiente y configuran su entorno de trabajo según sus propias ideas. El director trata a sus empleados de forma bastante impersonal, apenas da instrucciones profesionales concretas, sus declaraciones son vagas.

Si no se acuerdan objetivos y los empleados no reciben ninguna retroalimentación sobre su trabajo, la libertad percibida inicialmente como una ganancia puede convertirse también en desmotivación y frustración.

  • Estilo de gestión patriarcal/matriarcal

El estilo de dirección patriarcal/matriarcal sitúa la satisfacción personal de los empleados en el centro de la acción; los objetivos de rendimiento y su consecución desempeñan un papel subordinado. Por lo general, el superior se desliza hacia un papel paternal para sus empleados, lo que le predestina como figura de guía y modelo de conducta y, por tanto, establece la identificación de sus empleados con él, y por tanto su motivación.

El alto nivel de orientación de los empleados suele ir en detrimento de la orientación al rendimiento, ya que el buen estado de ánimo del equipo tiene prioridad sobre los objetivos y la productividad, pero proporciona una zona de bienestar y es un fuerte factor de motivación para los empleados, especialmente en tiempos de crisis.

  • Estilo de liderazgo burocrático

El estilo de liderazgo burocrático no lo conforman los directivos, sino las estructuras y los procesos de una organización: las jerarquías fijas, las normas, los procedimientos, las instrucciones, los formularios, etc. determinan el trabajo de los directivos y de los empleados. El cumplimiento de las normas es más importante que la consecución de los objetivos de rendimiento.

La relación entre los directivos y sus empleados tiende a ser distante, la comunicación entre ellos está muy formalizada, el intercambio personal es la excepción. El estilo burocrático es típico de las autoridades públicas.

  • Liderazgo transaccional

El liderazgo transaccional suele llamarse también liderazgo con acuerdos de objetivos. La relación de intercambio entre el directivo y los empleados se basa en acuerdos de objetivos: El rendimiento genera reciprocidad.

Si se alcanzan los objetivos, el directivo reacciona con elogios, reconocimiento o incentivos, si no se alcanzan los objetivos con sanciones y también critica el comportamiento de los empleados que, en su opinión, obstaculizan la consecución de los objetivos.

  • Liderazgo transformacional

El liderazgo transformacional es un desarrollo posterior del liderazgo transaccional y describe cómo los líderes pueden influir positivamente y cambiar -es decir, transformar- el comportamiento de los empleados. Es un comportamiento de liderazgo fuertemente orientado a los empleados, en el que la atención no se centra en la consecución de objetivos, sino en la confianza mutua.

Conoce nuestro Máster en Dirección y Administración de Empresas

Valora este artículo del blog:
Gestión del cambio
Formas comunes de ciberataques
Compártelo
 

Comentarios

No hay comentarios por el momento. Se el primero en enviar un comentario.
Invitado
Jueves, 30 Junio 2022